Español
Español
12:16 · 3 de junio de 2021

Fiebre, tos, malestar general: sospecha de COVID-19

Signos comunes de la enfermedad COVID-19, son, además de fiebre, también tos y resfriado. Pero también existen otros síntomas que pueden ser indicadores de la enfermedad. Lea aquí cómo reconocer la enfermedad COVID-19 y qué hacer si sospecha que la ha contraído.

Fiebre y tos son síntomas de COVID-19.

La COVID-19 es una enfermedad que afecta principalmente las vías respiratorias. Los síntomas más comunes son similares a los de otras enfermedades respiratorias: tos, fiebre, malestar general y fatiga. Por lo tanto, no siempre es fácil determinar si se sufre de COVID-19, gripe o resfriado común. Eventuales primeros signos de haber contraído la enfermedad no deben tomarse a la ligera. En el peor de los casos, la enfermedad causada por el coronavirus puede ser mortal. Sin embargo, el 80 % de las personas que se infectan con el virus solo experimentan síntomas leves o ninguno. Los institutos de investigación están tratando de determinar cuántas personas superan una infección sin tener síntomas, entre otras cosas, mediante estudios sobre la presencia de anticuerpos contra el coronavirus SARS-CoV-2. Luego de una infección (texto solo en inglés), eventuales síntomas tardan algo en aparecer. Ese periodo de incubación es en promedio de cinco a seis días, pero puede durar hasta 14 días.

¿Qué hacer si repentinamente usted desarrolla tos o fiebre o un/a colega con el/la que ha estado en contacto recientemente ha dado positivo por el coronavirus) Léalo aquí:

¿Cuáles son posibles síntomas de COVID-19?

Los signos más comunes de la enfermedad son tos seca, resfriado y fiebre superior a 38°C. Sin embargo, también pueden surgir otros síntomas, tales como dificultad para respirar, fatiga, dolores musculares y articulares y dolor de garganta y/o de cabeza. En muchos enfermos, los sentidos del olfato y del gusto se ven también temporalmente afectados. Con menor frecuencia, se informa de náuseas, dolor abdominal, diarrea, conjuntivitis, inflamación de los ganglios linfáticos y somnolencia. En casos especialmente graves, los pacientes desarrollan una neumonía y requieren cuidados médicos intensivos en un hospital. Los síntomas y su gravedad varían de una persona a otra. No hay síntomas “típicos” con los que se pueda identificar claramente la COVID-19. Algunos factores de riesgo pueden favorecer una evolución grave de la enfermedad.

¿Pertenezco a un grupo de riesgo?

Básicamente, todas las personas con un sistema inmunitario debilitado corren un riesgo mayor de padecer una evolución grave de la enfermedad. Dado que el sistema inmunitario se debilita con la edad, la edad avanzada es asimismo un factor de riesgo. Ciertas enfermedades anteriores aumentan también la probabilidad de que la infección evolucione más severamente. Entre ellas se encuentran, por ejemplo, las enfermedades respiratorias o pulmonares crónicas (como la EPOC o el asma), las enfermedades cardiacas, la hipertensión arterial, el cáncer, la diabetes, la depresión grave y los trastornos bipolares. Para evitar el riesgo de consecuencias graves de la COVID-19, es sumamente importante que las personas de los grupos de riesgo se vacunen a tiempo, ya que la vacuna contra el coronavirus previene una evolución grave de la enfermedad.

¿Qué debo hacer si tengo síntomas de COVID-19? 

En cuanto note síntomas que sugieran que puede tener una infección con el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19, aíslese en su casa. Reduzca lo más posible sus contactos con otras personas, para evitar que también estas puedan contagiarse. Toda persona que experimente síntomas de resfriado u otros de los síntomas de COVID-19 enumerados anteriormente o que haya estado en contacto con alguien que haya dado positivo en una prueba de SARS-CoV-2, debe llamar a su médico de cabecera. Por favor, no acuda a la consulta directamente en persona, aclare primero por teléfono cómo proceder. Así puede evitarse que otras personas se infecten también con el virus. Fuera de los horarios de apertura de los consultorios puede llamar al Servicio Médico de Guardia. También puede ponerse en contacto con su Departamento de Salud pública local. El Instituto Robert Koch ofrece una herramienta digital que identifica, a partir de su código postal, el Departamento de Salud local que le corresponde.

La decisión de realizar o no una prueba viral será tomada por una de las personas o instituciones arriba mencionadas, basándose en la Estrategia Nacional de Pruebas Virales. Además, durante la llamada telefónica se hablará sobre otros posibles pasos, como dónde hacer la prueba del coronavirus o si se puede hacer una prueba en su casa, si es necesario.

¿Tuvo contacto directo con una persona infectada con el coronavirus SARS-CoV-2? 

Si ha tenido contacto con una persona que ha dado positivo en una prueba de coronavirus, llame inmediatamente al Departamento de Salud local, independientemente de los síntomas. Tras una entrevista individual, el Departamento de Salud puede recomendarle medidas personales y decidir los pasos posteriores necesarios. Durante este tiempo, debería quedarse en casa.

Uno de los factores decisivos para la transmisión del coronavirus es cuán próximo ha sido un contacto con una persona infectada. El virus se transmite a través de gotitas y partículas líquidas muy pequeñas (aerosoles) que emiten las personas infectadas, por ejemplo, al respirar, hablar, toser y estornudar. Sin embargo, también son posibles otras vías de transmisión, por ejemplo, a través de superficies en las que está presente el virus. Por ello, el contacto con los fluidos corporales de una persona infectada conlleva un riesgo particularmente alto. En función de la proximidad y la duración del contacto y de si se ha utilizado una protección buconasal (PBN), se distinguen diferentes categorías de contactos. Las personas de la categoría 1 son las que tuvieron un contacto especialmente estrecho con una persona infectada sin PBN, por ejemplo, durante al menos 15 minutos y a menos de 1,50 metros de distancia. En esa categoría es necesario observar medidas de cuarentena especialmente estrictas, ya que el riesgo de transmisión es particularmente alto. Si usted es una persona de la categoría 1, debe entrar en cuarentena doméstica lo antes posible durante 14 días. Aquí halla información sobre la cuarentena domiciliaria. También puede obtener información en su Departamento de Salud local

Llevar un diario de cuarentena

Si debe observar cuarentena debido a que tuvo contacto con una persona infectada, se le pedirá que lleve un diario de cuarentena. Allí deberá registrar eventuales síntomas y la temperatura corporal. El Instituto Robert Koch recomienda medirla dos veces al día. También debe registrar sus actividades generales y todo contacto con otras personas. Si posteriormente se le detecta la enfermedad, las personas anotadas en el diario como contactos pueden ser informadas sobre su riesgo de infección. El Departamento de Salud local se pondrá en contacto con usted regularmente para preguntarle por su salud.

También en caso de síntomas leves: curarse en casa 

Si se ha comprobado que usted está infectado con el coronavirus, pero no tiene síntomas o estos son leves, puede curarse de la infección en casa. Durante ese tiempo debe aislarse de otras personas. Si vive en un hogar con otras personas, debe en lo posible apartarse de ellas, permaneciendo en una habitación separada. Si es posible, coma también separado de los demás miembros de la familia. Pida que le lleven la compra a la puerta de su casa y ventile siempre bien los cuartos. El Departamento de Salud local decidirá cuándo puede finalizar el aislamiento. Debería permanecer aislado, no obstante, al menos hasta que hayan pasado diez días desde la aparición de los primeros síntomas y haya tenido lugar una mejora sostenida de los síntomas agudos durante más de 48 horas.

También aquella persona que no se ha sometido a pruebas, pero sospecha que se ha infectado con el coronavirus debe aislarse en casa lo antes posible. No dude en acudir al médico si los síntomas de la enfermedad se agravan (dificultades para respirar o fiebre alta, por ejemplo). En caso de emergencia, llame al 112.

Interrumpir las cadenas de infección con la fórmula MDH+V+A

Tenga en cuenta que, aunque no tenga síntomas, igual puede estar infectado y, por lo tanto, contagiar a otras personas. Por ello, es importante que siga limitando sus contactos y aplique la fórmula MDH+V+A: utilice una MASCARILLA en la vida cotidiana mantenga DISTANCIA, respete las normas de HIGIENE, VENTILE regularmente y utilice la APLICACIÓN de rastreo del coronavirus Corona-Warn-App. 

Das könnte Sie auch interessieren

De la sospecha de infección al aislamiento 

¿Qué debo hacer si sospecho que me he infectado con el coronavirus? Aquí encontrará información sobre cómo tratar los síntomas de COVID-19 y qué hacer si sospecha que se ha contagiado con el coronavirus. Además, información sobre la cuarentena y el aislamiento.

Leer más

Infección: así se transmite el coronavirus

La transmisión del coronavirus tiene lugar principalmente a través de gotitas y aerosoles. También es posible infectarse por contacto a través de superficies. Lea aquí qué vías de transmisión del coronavirus existen y qué factores aumentan el riesgo de infección.

Leer más

¿Cuándo debo observar cuarentena o aislarme?

¿Qué debe hacer si tiene una sospecha grave de haber contraído COVID-19 o en caso sospechoso en su familia, piso compartido o trabajo? ¿Y cuál es la diferencia entre la cuarentena y el aislamiento domiciliario? Estas son las reglas para cada una de las situaciones.

Leer más